Olga Costa

< Volver a habitación[/mk_button][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_empty_space][vc_row_inner][vc_column_inner][vc_column_text]

Olga Costa  (28 de agosto de 1913 – 28 de junio de 1993 Guanajuato, Guanajuato)
Olga Costa proviene de una familia de emigrantes judíos, sus padres fueron Jacob Kostakovsky y Ana Fabricant, quienes tuvieron que huir de Rusia, ante el clima de hostigamiento hacia los judíos, eligiendo la ciudad Leipzing (Alemania) para vivir, y donde posteriormente nacería Olga. La familia Koztakovsky ve la necesidad de trasladarse y viajan a México, arribando al Puerto de Veracruz en el año de 1925.


Sus primeras impresiones al llegar al país se quedaron grabadas en su memoria: el colorido de las casas, el bullicio de la gente, los olores, las frutas y las flores.  De la ciudad de Veracruz pasan a vivir a la ciudad de México;  y es en el  año de 1933 que  Olga Costa ingresa a la Academia de San Carlos, donde tuvo como maestro a Carlos Mérida y Emilio Amero. Aquí coincidió con artistas que más adelante se convirtieron en grandes exponentes de la plástica mexicana como el muralista José Chávez Morado, con quien contrajo nupcias en 1935.


Olga y José residieron en diversos lugares como Oaxaca y San miguel de Allende; pero es el año de 1955  que la pareja se traslada a la ciudad de Guanajuato debido al encargo que le hicieran a José Chávez Morado de  pintar el  mural en el cubo de la escalera de la Alhóndiga de Granaditas; pero es hasta el año de 1966 que establecen su residencia definitiva en la torre de la Noria de la Ex – Hacienda de Guadalupe, en el barrio de Pastita.


Olga, también incursionó en otros ámbitos artísticos como el diseño de escenografía y vestuario para el ballet Waldeen,  además del muralismo con la obra titulada “Motivos sobre el agua”, la cual realizó en 1952 en el Balneario de Agua Hedionda en la ciudad de Cuautla en el estado de Morelos. Cabe mencionar que Olga Costa durante este tiempo generó una amplia producción artística, por la que obtuvo varios reconocimientos, entre los que destacan: ser incluida en el Salón de Invitados de Instituto Nacional de Bellas Artes en el año de 1979. El homenaje que se le rindió en el marco del XVIII Festival Internacional Cervantino, la exposición organizada por el Museo de Arte Moderno y el Premio Nacional del Arte en el año de 1990.
Además de recibir un homenaje póstumo en el centenario de su nacimiento en el Museo del Palacio de Bellas Artes en Agosto de 2013.

[/vc_column_text]